Adaptamos nuestro equipo de recogida de datos para una instalación potencialmente sumergida

Los requisitos

Para conocer mejor la descarga de aguas subterráneas al mar y los procesos relacionados, el proyecto MEDISTRAES ha implantado 16 pozos de control, de 15 a 25 m de profundidad, en una zona de unos 20 x 30 m muy próxima al mar, en un cauce fluvial. Es necesario controlar el nivel, la temperatura, la conductividad eléctrica y el redox. Se requieren lecturas casi en tiempo real, para evitar viajes frecuentes al campo. El emplazamiento se encuentra en una zona abierta, con frecuentes peatones y algunos antecedentes de vandalismo. Para proteger los pozos, se han instalado tapas integrales de acero.

Nuestra solución

Se ha propuesto una combinación de diferentes sensores, incluidos CT2X y TempHion de Seametrics, para controlar el nivel, la temperatura, la CE y el redox, y CTD Diver, para el nivel, la CE y el redox. Como los pozos están agrupados en grupos de 4, uno de estos grupos se ha equipado con cuatro DataSlave situados dentro de la tapa del pozo, para transmitir la señal a un DataHub instalado en una zona restringida junto al lecho del río, a unos 50 m de distancia. Los investigadores tienen acceso a los datos de este clúster a través de nuestra plataforma vanwaltCONNECT.