Superando los retos del emplazamiento para suministrar datos de calidad y nivel de agua para una Bodega

Utilizando el Sistema de Telemetría de Recogida de Datos exclusivo de Van Walt

El Requerimiento

Gibbston Valley Winery es más que una bodega y una puerta de bodega – son un destino para montar en bicicleta, bodas, festivales de música de verano, fabricación de queso, spa y alojamiento de lujo. Todo ello situado en el paisaje más impresionante de Queenstown, Central Otago, Nueva Zelanda. Esta “bodega” es el emplazamiento propuesto para la próxima subdivisión residencial exclusiva de Queenstown. El punto de suministro de agua propuesto es el cercano río Kawerau, y una de las primeras fases del proyecto consistirá en controlar continuamente la calidad (turbidez) y el nivel del agua. Los datos recogidos serán muy valiosos para el diseño y la ingeniería del sistema de abastecimiento de agua de la subdivisión. Este emplazamiento plantea algunos problemas específicos que deben tenerse en cuenta.

 

 

– El punto de toma se encuentra al menos a 50 m de profundidad en un desfiladero de difícil acceso.

– No hay cobertura de telefonía móvil en el fondo del barranco.

– El río es muy dinámico y propenso a las inundaciones.

 

Nuestra solución

Fuimos capaces de superar los retos que presentaba el hermoso pero complicado emplazamiento con un equipo de recogida de datos Datahub y DataSlave exclusivo de Van Walt.

Los sensores de turbidez y nivel se suministran en cables largos conectados a una unidad de recogida de datos DataSlave – esto asegurará que los sensores están en la posición correcta para recoger datos (en el río) y el DataSlave está fuera del camino de cualquier posible inundación y los componentes eléctricos permanecerán secos y protegidos. Este sistema contará con una batería más grande y un sistema de paneles solares para garantizar la disponibilidad de energía y reducir las visitas al lugar de difícil acceso.

El DataSlave recopilará los datos de los sensores y los transmitirá por señal de radio a un DataHub que se colocará en la parte superior del barranco, con plena recepción de telefonía móvil y luz solar; los datos se almacenarán, se guardarán y se enviarán por telemetría al escritorio del cliente para que comience el análisis y la modelización.

El sistema de Van Walt, completamente personalizado y hecho a medida, ha sido esencial para este proyecto.