Defino la vida como un largo viaje, en un barco que va surcando las aguas y de tanto en tanto atraca en un puerto. A veces atracas en el sitio indicado y otras no, pero es lo interesante del camino para aprender  porque las cosas no siempre terminan como quisiéramos.

Hace dos semanas que atraque en Haslemere, llegue aquí bastante expectante ya que es la primera vez que una empresa con la imagen que tiene esta decide confiar en mí.  Varios amigos la conocían antes de que yo llegase aquí, todos me comentaron que es una compañía excelente y que siempre les ofrecen lo mejor del mercado.

Durante estos días me he sentido mimada por todos y cada uno de los compañeros ya que han tenido mucha paciencia conmigo pero lo más importante es que me he sentido capaz de llevar a cabo el trabajo para el que me han contratado. Francamente siento que por fin he atracado en buen puerto y pienso estar aquí una buena temporada.

VanWalt es una compañía que está orgullosa de ser diferente, me han enseñado a tratar con mimo a nuestros clientes, probablemente tu que estás leyendo este blog. Me llevo grabada la necesidad de ayudaros, de mantener el contacto y de guiaros en cada uno de los proyectos en los que contéis con nosotros. Porque en cada venta, no solo hay un producto sino que también hay un apoyo constante por parte del equipo al cliente.

En este puerto, la comunicación es constante como ocurre entre nuestro VanWalt DataHub y los sensores. Es una gran red de comunicación, en la que cada uno de nosotros es especialista en algo y cuando necesita ayuda recurre al compañero indicado. Creo que es lo más importante para un pequeño equipo, que estoy segura que seguirá creciendo y que siempre seguirá las mismas líneas de cooperación entre compañeros.

Haciendo un análisis personal de estas 2 semanas vuelvo súper contenta a mi base de trabajo en Sant Cugat, siento que llegare con la mochila llena de conocimientos, de energía positiva que llevo de serie incluida en mi DNA, también voy con un montón de ganas de conocer al equipo y de comenzar a conocer a nuestros clientes.

Soy geóloga de profesión y de corazón, me apasionan las soluciones técnicas que me han enseñado estos días. Es realmente motivador poder controlar desde la oficina un emplazamiento, obtener medidas continuas y  precisas para así, entender que es exactamente lo que está ocurriendo en nuestro emplazamiento.

Empiezo esta nueva etapa muy motivada, probablemente estoy más motivada hoy que el primer día y seguramente me sentiré cada día más segura y a gusto. Vuelvo a casa con otra visión de futuro, satisfecha conmigo misma, segura y más que dispuesta a afrontar retos nuevos.

Gimena Rodriguez
Haslemere November 2018

Comments are closed.