Tel: +34 935 900 007

Gubias y barrenas para turbas

Set de barrenas gubia

Para los suelos tipo turba se utilizan tipos diferentes de barrenas de mano. Las más populares son las barrenas gubia; cuyas cámaras largas y semicilíndricas se empujan contra el suelo, se giran y se retiran, obteniendo un perfil completo y prácticamente inalterado de tu suelo turboso. Las barrenas gubia están disponible en tres diámetros y tres largos. Como todas las barrenas, están disponibles en modelos individuales o como dos partes que admiten varillas de extensión.

Set de muestreo de turbas

Otro muestreador popular es la barrena para turbas, a veces llamada también muestreador o extractor de núcleos “Ruso”. Estos muestreadores se insertan en el suelo en posición cerrada hasta alcanzar el nivel deseado de muestreo y entonces se giran, quedando la muestra atrapada en la cámara.

Vrijwit-Auger

Barrena Vrijwit

La barrena Vrijwit es un muestreador de acero inoxidable en forma de cuña que es particularmente adecuado para recoger muestras inalteradas de arcillas, arenas margosas y terrenos que contienen mucho material todavía sin pudrir. También va muy bien para tomar muestras de canales pequeños y estrechos o de orillas que presentan muchas raíces y materiales orgánicos muertos.

Las muestras rectangulares recogidas con la Vrijwit pueden ser leídas con precisión incluyendo la estratificación y composición del suelo, y el tamaño de la muestra permite el sub-muestreo para volátiles.

Sondas para turbas

Para determinar la profundidad de turbas la sonda Utility es ligera, resistente y está disponible con varillas de extensión de 92cm.

SEDIMENTO

El equipamiento adecuado para el trabajo

Tanto si clasificas sedimento como suelo débil o todos los suelos como sedimento, lo que está claro es que recoger muestras cuando el suelo está mojado, blando y no cohesionado es complicado y la retención puede ser difícil, así que la muestra necesitará ser guardada o recogida en una funda. Las malas muestras llevan a errores en los análisis y a conclusiones erróneas.

Los sedimentos plantean retos especiales y utilizar los equipos adecuados te ahorrará tiempo, dinero y errores. Los sedimentos son débiles y no cohesionados, por lo que la retención de la muestra es a menudo difícil, lo que significa que debe ser guardada o recogida en una funda, pues las muestras incorrectas dan lugar a errores en los análisis y, por lo tanto, en las conclusiones. Las turbas pueden recogerse en gubias o un extractor Ruso o de turbas, pero cuando estos sedimentos están muy mojados y, especialmente si nos hallamos bajo el nivel freático, se necesitan unos equipos distintos.

Generalmente estas muestras se recogen con un muestreador de pistón como el Multisampler, el muestreador Beeker o el extractor de núcleos Stitz. Se insertan cerrados en el material y se abren solo cuando se ha alcanzado el horizonte deseado. Estos muestreadores son también muy útiles para capturar la interfaz agua/sedimento, que a menudo es de enorme importancia para que los investigadores comprueben si el contaminante está contenido u ocurre en los dos materiales. Normalmente el uso de estos muestreadores de tipo pistón genera muestras prácticamente inalteradas, pero para trabajo burdo pero efectivo se pueden utilizar los muestreadores tipo Van Veen.

¿Por qué seleccionar la muestra correcta es importante?